cuidar el mar

Cómo cuidar nuestros mares este verano

Antes de aprender cómo cuidar el agua del mar, hay que entender por qué es tan importante hacerlo. Te contamos a continuación cómo cuidar nuestros mares este verano y qué tips tomar en cuenta para su protección.

El 73% de la corteza terrestre está cubierta de agua y aunque le ponemos diferentes nombres según las zonas, el océano es solo uno regulando el clima terrestre gracias a las corrientes oceánicas permanentes y continuas que mezclan sus aguas y transportan y abastecen de nutrientes a los millones de especies marinas que lo habitan.

Las corrientes suceden por multitud de factores como el viento, la rotación de la tierra, las diferencias de temperaturas o la posición de los continentes; pero el cambio climático está variando la tendencia de las principales corrientes marinas ocasionando grandes daños a la naturaleza. Cuánto más varían esas dinámicas, más se estropea el sistema que captura gran parte del dióxido de carbono y libera más del 80% del oxígeno. El gran pulmón de la tierra, es el mar.

Los seres humanos y todas las demás especies que poblamos la Tierra dependemos del océano para sobrevivir, así que más nos vale aprender cómo cuidar el ecosistema marino.  

infancia cuida el mar


Cómo cuidar el mar

Aunque no sea una acción directa sobre el mar, reducir las emisiones de CO2 y el consumo de energía puede reducir los efectos del cambio climático en el océano. 

Coger la bici en vez del coche, por lejos que estés de él, también puede ayudar mucho al océano. Sube un par de grados el aire acondicionado, que el ahorro de energía revierte directamente en una disminución de los gases de efecto invernadero. 

Desde ahora, cada consejo contra el cambio climático, ya sabes que va también dirigido a proteger los mares.

Los océanos también son fuente de alimento y por su destrucción, poblaciones mundiales de peces se están agotando rápidamente. Una alta demanda, la pérdida de su hábitat y las prácticas de pesca insostenibles están dejando el mar sin peces. 

Al hacer la compra o salir a cenar, busca pescado sostenible e incluso procura reducir su consumo. Las especies que están más sobreexplotadas son el tiburón, la merluza blanca, el bacalao del Atlántico o el pez espada. También los langostinos, que por su método de crianza destrozan manglares son otra especie que deberíamos evitar consumir.

Los ecólatras tenemos claro que el plástico, como cualquier otro material, tiene que ser reciclado tras su uso. Tenemos que evitar que acabe como basura en el mar, ya que afectará a la destrucción de los hábitats y pueden provocar la muerte de miles de animales marinos cada año. 

plástico en el mar


¿Conoces la isla flotante de plástico? Claramente, es algo con lo que no queremos tener nada que ver. Para ello, tenemos que ser conscientes de lo que tenemos entre manos y reciclarlo siempre que lo utilicemos.

Aunque estés pasando el verano de tus sueños y quieras recordarlo siempre, algunos productos contribuyen a la destrucción de los frágiles arrecifes de coral y las poblaciones marinas. No compres artículos como joyería de coral, accesorios hechos con conchas (a partir de las tortugas carey, por ejemplo) o y productos derivados del tiburón. 

Recoge un par de conchas de la playa, unas piedrecitas y algo de arena. En un tarro de vidrio bien colocadas y con un lazo alrededor se convertirá en un bonito recuerdo veraniego sin daño asociado.

joyas de coral


Nuestras mascotas también pueden hacer su parte. Tanto si revisamos con cautela las etiquetas de los productos para su alimentación y considerando la sostenibilidad de estos como, por supuesto, evitando comprar peces capturados en su hábitat y nunca liberando especies marinas al medio. 

Introducir especies no autóctonas es muy perjudicial para el ecosistema existente, ya en riesgo.

Apoya organizaciones, iniciativas e incluso, propón tú una. Existen muchas que están peleando para cuidar de la fauna y flora marina. Busca la tuya, aprende y colabora con tu esfuerzo o con apoyo financiero, todo cuenta. Te animamos a que crees tu propia iniciativa sostenible dedicada a cuidar del mar, en ecólatras tienes tu espacio ¡y hasta puedes ganar premios! 


Tips para no contaminar el agua

Pon tu granito de arena para que el siguiente se encuentre la playa cómo te hubiera gustado encontrarla a ti, así que no dejes nada allí.

Es muy importante dejar el lugar recogido una vez abandonemos la playa, pero a veces no es suficiente, podemos ir un paso más allá animando a tantas personas como podamos a respetar el medio marino y haciéndoles partícipes de ello.

Una botella de plástico tarda en degradarse 500 años, seguro que tienes un par de minutos para explicárselo a quien la esté dejando atrás.

Si practicas deportes acuáticos, también hay acciones sostenibles para cuidar el agua. Evita practicar deportes con motor, las motos acuáticas contaminan el medioambiente y el agua. 

El kayak u otras actividades te permiten disfrutar más pausadamente del entorno y mantenerlo sano. En cualquier caso, no tires nada por la borda y se cuidadoso al bucear o navegar para no golpear o dañar los corales, arrecifes o plantas. 


El equilibrio de los ecosistemas marinos es muy frágil. ¡Y por supuesto, no te lleves nada del fondo!

El conocimiento es poder. Toda la vida en la Tierra está conectada con el océano y sus habitantes. Cuanto más sepamos acerca de los problemas a los que se enfrenta este sistema vital, más querremos ayudar a garantizar su protección y mejor seremos capaces de inspirar a otros a hacer lo mismo.

Todas las recomendaciones y tips para evitar la contaminación del agua son aplicables a los más pequeños de la casa, solo tenemos que hacerlo jugando y tomándonos el tiempo de explicar el porqué de cada acción.


Bola extra para concienciar a los más pequeños en el cuidado del mar

Aquatika” es un cuento infantil que conciencia sobre la importancia de cuidar el mar mediante un mundo submarino donde los animalitos más jóvenes del mar (ballenas, caballitos de mar, mantas raya, pulpos, tortugas, delfines, etc) se movilizan ante las consecuencias contaminantes de la actividad humana en los océanos y mares, para gritarles “¡Basta ya! Queremos el mar limpio”.

Un cuento para crear conciencia en las nuevas generaciones del cuidado y sostenibilidad de los mares y océanos que está dirigido a un público de 3 a 9 años, se sitúa en el marco de la campaña de InteRed: “Actúa con cuidados. Transforma la realidad”, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La publicación, ha sido creada por Guillermo Aguado con ilustraciones de Joly Navarro, se puede descargar gratuitamente en castellano, catalán, gallego, euskera e inglés; con su guía didáctica; más el material complementario para colorear y recortar. Puedes descargar el cuento Aquatika aquí.

Seguro que a los ecólatras más peques les encanta:


Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
To Top