reciclar navidad

Consejos para reciclar en Navidad

Las fechas navideñas conllevan un aumento considerable del consumo de todo tipo de productos, lo que supone también que generemos más residuos. Salta a la vista en los días más señalados, como Nochebuena, Navidad, Año Nuevo y Reyes. 

Aunque los servicios de recogida de basura refuerzan su trabajo durante esos días, no es raro encontrarnos contenedores abarrotados o incluso desbordados.

 

A más basura en Navidad, más reciclaje

 

Por todo ello, nuestro espíritu navideño tiene que ir de la mano con nuestro espíritu ecólatra, para continuar con nuestra implicación también en estos días festivos. Un claro ejemplo son los envases de vidrio. Según datos de Ecovidrio, el 20% de los envases de vidrio se reciclan en Navidad

 

Y al igual que el resto del ao, al hacer este sencillo, pero importante gesto, contribuimos a cuidar el medio ambiente: evitamos la extracción de materias primas de la naturaleza, frenamos el crecimiento de vertederos y la contaminación, ahorramos energía y reducimos las emisiones de dióxido de carbono (CO2), implicadas en el cambio climático. Y hay que recordar que el vidrio es un material que tiene infinitas vidas: se puede reciclar tantas veces como se quiera conservando su misma calidad.

 

Consejos para reciclar en Navidad

 

Los ecólatras podemos seguir varios consejos para que el reciclaje sea también el protagonista de estas Navidades:

 

  • Tener claro cómo reciclar, y contárselo a todo el mundo: en Navidades nos solemos juntar con más gente, como en las típicas cenas de empresa, las familiares o los cotillones. Si sale el tema del reciclaje – y si no sale podemos tocarlo nosotros - podemos hablar, siempre de manera positiva y respetuosa, de sus beneficios y de cómo hacerlo de manera adecuada. Si ayudamos a que la gente corrija esos errores que comete por desconocimiento estaremos contribuyendo a mejorar las tasas de reciclaje. En este sentido, el consejo más sencillo es depositar el vidrio en el contenedor verde, el papel y cartón en el azul, y los envases de plástico y metálicos en el amarillo. Residuos como el aceite usado, que en estas fechas también aumentan con el consumo de un mayor número de alimentos, también se puede reciclar en el contenedor dedicado específicamente a ello.

 

  • Evitar llevar la basura a los contenedores los días más señalados de las fiestas: como hemos dicho, el servicio de recogida suele realizar servicios especiales, pero si la cantidad de residuos es enorme no podrán dar abasto. Por ello, en la medida de lo posible, podemos esperar a llevar los residuos más tarde, o al menos solo parte de ellos.

 

  • Los alimentos también se reciclan y reaprovechan: las comidas y cenas son los protagonistas de las Navidades. Si ya durante el resto del año el desperdicio alimentario es un gran problema, durante estas fechas se agrava. Hacer un listado para ajustar la cantidad y variedad de alimentos, consevar y reaprovechar las sobras, y depositar los desechos de alimentos en el contenedor de reciclaje orgánico contribuyen a reducir su impacto.

 

  • Además de reciclar, debemos reducir y reutilizar: reciclar siempre es importante, pero las prioridades de un buen ecólatra pasan primero por reducir, consumiendo solo lo realmente necesario, y segundo por reutilizar, reaprovechando o compartiendo los productos para alargar su vida lo más posible.

 

 

Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
To Top