alimentos-ecologicos

¿Qué son los alimentos ecológicos?

Alimentos ecológicos, orgánicos, bio, eco… ¿Qué son y en qué se diferencian de los convencionales? En primer lugar, hablemos de su nombre. Todas estas denominaciones se consideran sinónimas, si bien la palabra “orgánico” se utiliza más en los países anglosajones ("organic").

Los alimentos ecológicos respetan los mismos estándares de calidad que el resto de alimentos, pero además utilizan la energía y los recursos naturales de forma responsable, promueven la salud animal y contribuyen a mantener la biodiversidad, el equilibrio ecológico y la calidad del agua y del suelo.

La Unión Europea (UE) posee una normativa específica para todas las etapas de la cadena de suministro de alimentos, y que se actualizará en 2021 para su mejora. La producción ecológica debe evitar los pesticidas químicos, los fertilizantes sintéticos o los organismos genéticamente modificados (OGM), para sustituirlos por elementos naturales; rotar los cultivos; o criar el ganado a medida, en un ambiente libre, con piensos ecológicos y un uso muy estricto de antibióticos.

Los ciudadanos consumen cada vez alimentos ecológicos. Estados Unidos es el principal país consumidor de productos orgánicos, con un gasto de 38.900 millones de euros anuales, seguido de Alemania (9.500 millones), Francia (6.700 millones) y China (5.900 millones), según los últimos datos de la UE de 2016.

España es el principal productor de alimentos ecológicos de la UE, si bien es el décimo consumidor mundial. De los 11,9 millones de hectáreas dedicados en Europa a la agricultura orgánica, el 16,9% están en España, el 15,1% en Italia, el 12,9% en Francia y el 9,5% en Alemania. No obstante, todavía representan el 7% del área agrícola total de la UE. El mercado de los productos ecológicos mueve en España 1.686 millones de euros, según 'El mundo de la agricultura ecológica 2018', un informe del Research Institute of Organic Agriculture (FiBL) y la IFOAM-Organics Internacional. Según este estudio, cada español gasta unos 36 euros anuales, el 1,7% de su cesta de la compra, frente al por ejemplo 9,7% de Dinamarca.

¿Cómo y dónde comprar alimentos ecológicos?

Los productos ecológicos de la UE llevan un logotipo: la hoja ecológica, formada por 12 estrellas blancas sobre fondo verde. Asimismo, pueden llevar otros sellos, que los identifican por su origen, tanto si se han producido en otros países como en España; cada comunidad autónoma tiene el suyo.

Las tiendas de alimentación ecológica son los lugares más evidentes para encontrar estos productos, pero el aumento de su demanda los está ampliando también a supermercados y establecimientos convencionales. Los ejemplos de alimentos ecológicos más solicitados son los huevos, las frutas, las verduras y los lácteos, según el informe de FiBL y la IFOAM-Organics Internacional.

Su precio suele ser algo mayor que el de los convencionales. Esto se debe a, como explica la UE, que se suele tarda más en producirlos, a veces necesitan más trabajo, o se procesan y distribuyen en una escala más pequeña. Sin embargo, ello supone conseguir un alimento de calidad teniendo en cuenta la protección del medio ambiente, el bienestar de los animales y los beneficios sociales y económicos, ya que suelen elaborarse por productores locales próximos al consumidor.

En cuanto a si son más saludables y sabrosos que los convencionales, los diversos estudios de los últimos años muestran datos en ocasiones contrapuestos, por lo que no hay un consenso científico contundente por el momento. En cualquier caso, el consumo de alimentos ecológicos es una llamada de atención al mercado por parte de los consumidores, que quieren productos más sostenibles, cercanos y de calidad, respetuosos con el medio ambiente y los seres vivos.

Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
To Top