Cosmética natural ecológica

¿Qué es la Cosmética Natural Ecológica?

Vamos a hablar de belleza y de porque usar cosmética natural cuenta con más seguidores cada día. Son cada vez más las personas que se preocupan por el cuidado natural de la salud y que están sensibilizadas con el cuidado del medio ambiente.

Se considera cosmética natural ecológica la que está fabricada con un principio activo, o componente principal, de origen vegetal, que además se ha cultivado de forma ecológica. Esto significa que ha crecido en un terreno en el que no se emplean pesticidas, ni abonos sintéticos u otros productos similares.

Otra característica de este tipo de productos es que no contienen ingredientes sintéticos, como los parabenos o las siliconas, y emplea un número restringido de componentes sintéticos muy suaves. Tampoco utiliza productos de origen animal, a excepción de los provenientes de animales vivos, como la baba de caracol, la miel o la leche. Por otro lado, no se emplean animales en ensayos ni en pruebas de testado.

Otro factor importante de esta cosmética natural sin tóxicos es que los procesos de fabricación son respetuosos con el medio ambiente. No contaminan y no generan consumos de recursos naturales innecesarios. Además, sus envases son reciclables.

La cosmética natural ecológica no contiene perfumes, o son muy suaves, a diferencia de los artificiales incluidos en los jabones y cremas convencionales.

Beneficios de la cosmética natural sin tóxicos

El principal beneficio reside en la ausencia de tóxicos, al estar compuesto por ingredientes naturales y no incluir conservantes ni otros ingredientes químicos agresivos.

La piel absorbe mejor estos productos gracias a la mayor afinidad de sus compuestos con la epidermis.

Son ideales para personas con alergias, pieles sensibles y otras patologías cutáneas, que han aparecido con mayor porcentaje en los últimos años. Una de las razones es la exposición continuada a productos químicos, que puede provocar distintos tipos de intolerancias. Este riesgo se evita con el uso de cosmética natural o ecológica.

Los productos de cosmética natural son idóneos para todos los tipos de piel. Respetan el pH natural y no provocan efectos secundarios.

Protegen y regeneran la piel, introduciendo nutrientes para la regeneración celular. Aportan a la epidermis lo que necesita para regenerarse desde dentro. Contribuyen a retrasar el envejecimiento. Por otro lado se oxigena la piel, ya que no tendrá tóxicos y será una piel limpia, con una mayor luminosidad.

Los ingredientes químicos de los productos cosméticos convencionales producen buenos resultados a corto plazo, pero resultan dañinos para la salud con el tiempo. La cosmética natural sin tóxicos, ofrece resultados a largo plazo, que es lo que más valoramos en materia de belleza.

Cómo reconocer la cosmética natural ecológica

Se reconoce por las etiquetas o certificados ecológicos, que varían en función de los porcentajes mínimos de ingredientes ecológicos y otros factores más o menos exigentes. Por ejemplo, algunos de estos sellos son de las entidades Ecocert, Cosmebio, Soil Association, BDIH, Natrue o Ecocontrol. ACENE, la Asociación de Cosmética Ecológica y Natural de España, tiene tres logotipos que explicamos a continuación.

- Logo acene bio, que garantiza que los ingredientes del producto son de origen natural con un 21% de productos ecológicos.

- Logo sello acene nat, que garantiza que los ingredientes del producto son de origen natural.

- Logo sello acenen vegan, que garantiza que los ingredientes del producto son de origen natural y no contiene ningún producto de origen animal ni sus derivados.

Porque usar cosmética natural es una decisión muy saludable, es importante fijarse en que el etiquetado contenga algún sello de los indicados u otro similar. Muchos productos ponen la palabra natural o ecológica, cuando en realidad no cumple los requisitos de los que hemos hablado.

Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
To Top