contaminación-atmosferica

¿Qué es la contaminación atmosférica?

La polución atmosférica es un problema para la salud en las grandes ciudades. Pero vamos a explicar con detalle qué es la contaminación atmosférica. Consiste en la presencia en el aire de partículas que implican molestias y riesgo para la salud de las personas, además de otros seres vivos, plantas y animales. Pero también puede atacar a diferentes materiales produciendo deterioros, generar olores desagradables y otras molestias, como la reducción de la visibilidad.
 

Está generada en su mayor parte por las fábricas que expulsan gases al aire, así como los transportes de combustión, e incluso, las calefacciones que expulsan gases de combustión a la atmósfera. Los transportes rodados, las centrales eléctricas, la industria y las viviendas, los combustibles fósiles, los aerosoles, son los principales contaminantes atmosféricos.
 

La mezcla en el aire de estos diferentes gases provoca el efecto invernadero, con las consecuencias negativas que ya conocemos.
 

Existen contaminantes primarios y secundarios. Los primarios se emiten directamente a la atmósfera, como el dióxido de azufre, que es irritante para los pulmones y perjudicial para las plantas. Los secundarios son los que se forman en procesos químicos atmosféricos con los primarios o con otras sustancias de la atmósfera.

Además de las consecuencias directas sobre la salud de las personas y del medio ambiente, la polución atmosférica es una de las principales responsables del calentamiento global. Con la contaminación del aire es más fácil la aparición de incendios forestales. Por otro lado, se generan la lluvia ácida, que contamina el agua.

Contaminación atmosférica y salud

La contaminación atmosférica y la salud de las personas están directamente relacionadas. Está demostrada la relación entre la exposición a la polución del aire y enfermedades respiratorias y cardiovasculares. La polución contiene sustancias tóxicas, cancerígenas y venenosas. Además de lo expuesto anteriormente, provoca dolor de cabeza, ansiedad, irritación de ojos y mucosas, y daños en el aparato reproductor, el hígado, el bazo, la sangre, y el sistema nervioso.

La Unión Europea estima que es responsable de la muerte prematura de 400000 europeos al año. Los ciudadanos de las ciudades europeas están expuestos a niveles de contaminación atmosférica nocivos según la Organización Mundial de la Salud.

 

Soluciones para la contaminación atmosférica

La legislación de la Unión Europea establece normas y políticas para reducir la contaminación atmosférica y alcanzar una calidad del aire que no suponga efectos inaceptables para la salud de las personas y del medio ambiente. Para ello emprende acciones legislativas, y coopera con los sectores responsables de la polución, con las autoridades nacionales y regionales, así como con organizaciones no gubernamentales, y con la investigación.

La agencia europea de medio ambiente (AEMA), publica el índice europeo de calidad del aire anualmente, con datos procedentes de 2000 estaciones en toda Europa, y lleva a cabo la vigilancia de la contaminación atmosférica.

Estas actuaciones se traducen en medidas como la introducción de límites en los transportes e investigación en la generación de energía. Algunas ciudades están estableciendo límites a la circulación de vehículos contaminantes, poniendo medidas e invirtiendo en transporte público y carriles para bicicletas.

Algunas medidas para luchar contra la contaminación atmosférica son el fomento de zonas verdes y parques, o los jardines verticales cada día más extendidos, ya que son una especie de filtro que absorbe los contaminantes. El fomento de un transporte público competitivo y de su empleo por los ciudadanos. También es importante el uso de transportes alternativos, como la bicicleta. El reciclaje de residuos disminuye el impacto de la gestión de basuras. Es importante aumentar la eficacia energética de climatizaciones e industrias para reducir el consumo de combustibles. Todos debemos colaborar en el día a día para reducir la polución atmosférica del planeta.

 

 

Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
To Top