ideas para reciclar en casa de manera divertida

Ideas para reciclar

Producimos una cantidad enorme de residuos, es un hecho y aunque intentemos reducir, hay para muchas cosas que la única opción es reciclar. 

La magia del reciclaje hace que lo que para nosotros es deshecho pueda tener una nueva vida. Puede convertirse en materia prima disminuyendo así la necesidad de crear de cero esos productos y con ese pequeño gesto contribuimos a preservar los recursos.

 

 

Reciclar vidrio ahorra más de la mitad de las emisiones de CO2 comparado con usar materias primas y evita el equivalente en toneladas de CO2 a recorrer en avión la distancia España-Australia más de 100.000 veces.

Todos esos datos y muchos más los podemos encontrar en la web de Ecovidrio y los ecólatras los manejamos con soltura. Pero en el día a día nos hacen falta motivaciones un poco más terrenales, si no para nosotros, para con quienes convivimos.

La tasa de reciclaje de vidrio es del 72.2%, es decir, de cada 72 envases de vidrio que se utilizan, son reciclados. Es una tasa muy buena pero podría ser mucho mayor, ese 28% se queda por el camino por multitud de razones y dado que el vidrio tiene infinitas vidas, ¿por qué desperdiciarlas?

 

 

Os proponemos una serie de trucos y claves para que seáis los embajadores del reciclaje sin ser un rollo o unos pesados con el tema. ¡Vamos a atraer a nuestro terreno (verde) con buenas artes!

 

¿Pero cómo?

Lo más importante: póntelo fácil, ¡en todos los aspectos! Sitúa los cubos en las zonas de mayor generación de residuos, por ejemplo, la cocina. Si tienes garaje o jardín, está bien tener varios cubos diferenciados por tipología no solo “el cubo de fuera”, porque al final echaremos ahí los residuos que generemos en esa zona mezclados y no podrán ser reciclados.

Etiqueta los cubos. De ese modo no tendrás que estar recordando ni tú ni los tuyos para qué era cada contenedor y ayudarás a visitantes y olvidadizos.  

Date el gusto de reciclar. La basura no es una cosa en la que nos guste pensar especialmente, pero cada vez tiene más presencia en nuestros hogares y más importancia hacerlo bien, así que hagámoslo bonito. Hay muchas opciones, desde contenedores de diseño hasta un montón de tutoriales de DYI. Tú eliges, lo importante es que cuando los veas te alegres de que estén ahí porque estás ayudando al planeta.

 

 

Por ejemplo, hay diseños que hacen que parezca de todo menos un cubo de basura. Con un diseño redondeado y un exterior estiloso, patas altas que lo hacen muy cómodo y sistemas de apertura de todo tipo. Los hay hasta con sensores para que no tengamos que tocarlo.  

Pero si prefieres algo no tan aparente y más relajado, también existe. Hay cubos apilables de colores variados y formas que parecen esculturas. Reciclar se convertirá en una alegría y un juego para todos.

El hecho de que no sean un cubo feo y a ocultar te ayudará también a animarte a mantenerlos limpios utilizando bolsa en todos ellos. Si son una pieza más de tu hogar, ¿cómo no cuidarlo?

 

 

Y por último, haz equipo. No importa con quién vivas, familia, pareja, compañeros de piso… intenta involucrar a todos los que te rodean en esta causa, porque entre todos es más fácil y llevadero. Y si hay niños cerca, más todavía, puedes inventar juegos o premios al más reciclador, aunque es posible que ellos sean los que más saben, escucharles al respecto igual nos sorprende.

 

¿Qué trucos tenéis en casa? ¿Quién es el más reciclador de vuestro hogar? Contadnos vuestros trucos.

Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
To Top