abandono-animales

Abandono de animales. Las principales causas y cómo podemos evitarlo

Seguro que, si alguno de vosotros tiene animales, en ningún momento se os ha pasado por la cabeza abandonarlos. Un perro, un gato o cualquier otro animal pueden convertirse en nuestro mejor amigo y en un miembro más de nuestra familia. Pero por desgracia, existen muchos casos de personas que deciden por unas razones u otras, abandonar a sus animales.

 

Es bastante triste que España sea uno de los primeros países de la lista en el abandono de animales. Dejar a un animal implica destrozarlo, si llega a una perrera o a un lugar de acogida en el mejor de los casos, el cambio de rutina y de ambiente suele repercutir en daños para el animal que la mayoría de las veces suelen ser irreparables, aún habiendo tenido la suerte de haber sido adoptado.

 

En el post de hoy ecólatras, hablaremos de las causas más comunes de abandono de animales y sus respectivas consecuencias.

 

Causas comunes del abandono de animales

 

Puede parecernos imposible entender cómo puede llegar un día en que nuestra mascota estorbe, sobre todo teniendo en cuenta que está más que demostrado el bien que nos hacen tanto físico como mental, convirtiéndose en un compañero fiel de por vida.

 

Pero aquí tenéis una serie de causas de abandono animal, que han sido registradas en los últimos años:

  • Los factores económicos, uno de los principales problemas. Los costes que supone un animal no son solamente físicos por parte del dueño sino también económicos, especialmente si la mascota sufre algún problema de salud recurrente.
  • Las mudanzas, la crisis ha provocado que más de una familia haya tenido que abandonar su casa para mudarse a un lugar más pequeño o más acorde con su nivel económico. La mascota o las mascotas, por desgracia, suponen un coste más a una economía que se ha desestabilizado.
  • Las vacaciones, el abandono de mascotas se produce más en época de goce y disfrute. Generalmente suele coincidir con los meses del verano, en los que las familias se van a lugares donde no están permitidas las mascotas, y por ello deciden abandonarlas en lugar de pagar para que las cuiden o preocuparse de encontrar a alguien que vigile a sus animales en su ausencia.
  • Las camadas inesperadas, tener un perro no es lo mismo que tener 7. Hay dueños que prefieren deshacerse de los cachorros antes de quedarse con ellos o buscarles un hogar.
  • La pérdida de interés en el animal, por desgracia esta es una de las causas y es bastante más frecuente de lo que pensamos. Hay personas que adoptan o adquieren animales por modas y cuando esta pasa, el animal pasa a ser un elemento más del que hay que deshacerse como si de unos zapatos viejos se tratase.
  • Existen muchas más que no están contenidas en esta lista como los comportamientos no agradables que pueda tener la mascota, las alergias que se puedan desarrollar hacia el animal, el nacimiento de un hijo, el ingreso en el hospital o la muerte del dueño o los miedos propios de embarazo con relación a tener un animal.

 

La época de mayor abandono de animales suele ser el verano, como hemos dicho anteriormente suele ser el periodo de vacaciones para la mayoría de los trabajadores. Pero la crisis ha jugado también un papel muy importante tanto en los abandonos como en las adopciones de animales. Se ha registrado un descenso considerable de adopciones y un aumento de animales en perreras y protectoras coincidiendo con la crisis.

 

Tener un animal no es ninguna moda ni ningún juego. Los animales son seres vivos que se merecen una vida digna y si no eres capaz de ofrecerles algo así, es mejor que pienses si realmente quieres tener uno.

Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
To Top