iniciativas sostenibles por dónde empezar

11 consejos para poner en marcha una iniciativa sostenible

Ya te lo sabes todo, has leído todos nuestros posts del blog de ecólatras, colaboras con ONG’s, reciclas mejor que el capitán planeta y no recuerdas cuándo fue la última vez que dejaste algo tirado en el suelo. ¡Es hora de pasar a la acción!

Como sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, hoy te traemos las 10 claves para poner en marcha tu iniciativa sostenible. Y sabemos bien de qué hablamos, así que confía en nosotros porque llevamos desde 2018 creando esta comunidad de la que formas parte y poniendo en valor el alcance de muchos pequeños gestos.

1. ¿Por dónde empiezo?

Antes de nada, tienes que tener clara la idea, pero también es importante que sea genuina. Si ya existe, más vale que apoyes a quienes se te hayan adelantado porque esto no es una competición, si remamos todos en la misma dirección, llegaremos antes a puerto.

Ahora bien, hay mucho por hacer, así que haciendo honor al “piensa globalmente, actúa localmente” de Greenpeace, es más fácil si buscamos en nuestro entorno actividades que sean necesarias. Conoce tu comunidad, tu pueblo, tu barrio. Ya has cambiado tu casa, ¡cambia la de tus vecinos!

como hacer un proyecto sostenible

Imagen vía: Unsplash

2. ¿De qué árbol crece el dinero?

De ninguno, pero hay muchas formas de conseguirlo si no lo tienes. Puedes organizar paellas solidarias y así conocerás a más vecinos y personas que les apetezca colaborar no solo tomándose un plato de arroz.

También existen las plataformas de crowdfunding en las que puedes promocionar tu iniciativa sostenible y además, conseguir unos eurillos.

Como ves, la clave es hablar con mucha gente y que todo el mundo sepa en qué estás metido. De hecho, hay muchas iniciativas que han podido arrancar gracias a que su ayuntamiento o alguna entidad local les ha cedido un espacio, incluso empresas que donan material y ojo avizor a subvenciones y premios. Dinero y difusión, ¡Todo en uno!

3. Todo el mundo es bienvenido

Sí, piensa localmente, pero no te dejes a nadie atrás. Dentro de una comunidad local, existen muchos grupos desfavorecidos e infrarrepresentados a los que debemos incluir en nuestras iniciativas sostenibles, ¡porque el planeta es de todas y todos! Sé inclusivo y piensa en formas de llegar a quienes no suelen ir dirigidos los mensajes. Seguro que encuentras un filón de gente deseosa de participar y de hacer del mundo un lugar mejor. Además, cuántos más mejor, que no todo el trabajo puede hacerlo una sola persona. Divide tareas, y vencerás.

4. Nunca le pongas punto y final

Cuando tengas la idea, no te olvides de cómo hacer el proyecto sostenible en el tiempo. Puedes intentar que evolucione, que se repita o que sea una serie de la que luego se saquen conclusiones que den lugar a otros proyectos sostenibles.

Cuidar del medioambiente no es trabajo de un día, así que piensa en la continuidad y en que cada persona que colabore se sienta parte de la iniciativa sostenible ideada. De ese modo, ellos mismos tendrán otras diferentes o aportarán a esta. Igual que la tierra, las iniciativas de desarrollo sostenible son un sistema fluido y cambiante. Vamos a sacarle todo el partido que podamos.

Eso sí, cuidado con las expectativas y las metas inalcanzables. Deja margen para imprevistos y si es la primera vez que te enfrentas a algo así, date margen.

proyectos sostenibles

Imagen vía: Pexels

5. Explica bien tu iniciativa

El fondo es importante, pero en la era de la comunicación e Internet, las formas lo son todo. Tómate tu tiempo, revisa el texto o los mensajes que vayas a publicar. Procura no cometer faltas de ortografía y ser conciso. El relleno es para los que no tienen mensaje y tú tienes mucho, así que concéntrate en que quede claro y se entienda a la primera. ¡Menos es más!

6. Apóyate en hechos

Quieres llegar lejos y tienes grandes aliados de la mano, no te olvides de aportar datos y de apoyarte en el conocimiento científico. Muchas veces se utilizan en iniciativas y proyectos sostenibles argumentos que no están apoyados en hechos o incluso argumentos pseudocientíficos. Eso hace mucho mal a la causa. Sabemos que tenemos razón, no nos hacen falta ni queremos que se nos cuelen aprovechados y vendehumos.

como hacer un proyecto sostenible

Imagen vía: Pexels

7. Una imagen vale más que mil palabras

Cuando des a conocer tu iniciativa al mundo usa todas las estrategias que tengas a tu alcance y la de las imágenes es ya hasta vieja, podría decirse, pero no por ello, menos útil. Busca una buena foto, que tenga calidad y resolución alta. Para ello, puedes usar alguno de los repositorios gratuitos que encontrarás con una simple búsqueda en Google, hay muchos y son fáciles de encontrar.

Si te animas con el diseño, puedes usar Canva para crear tus propios carteles. También es gratuita (con versión de pago si quieres) y bastante intuitiva. Si le dedicas un poco de tiempo verás que no es tan difícil y merece la pena por salvar el planeta, ¿verdad?

8. Si una imagen son mil palabras, ¿cuántas es un vídeo?

Esto ya sí que es más complicado, pero resultón a más no poder. Lánzate a grabarte, a ser tú el que explique qué quieres hacer y cómo conseguirlo. La humanidad que transmite y la capacidad de captar atención de un vídeo es tremenda. Eso sí, no te enrolles. Volvemos a lo de ser concisos, y en vídeo, más. Es recomendable que no dure más de 2 o 3 minutos.

Si eres apañado con esto, genial, y si no, es una buena excusa para aprender. Pon música de fondo, usa imágenes… lo que se te ocurra que aporta y embellece tu mensaje.

como hacer un proyecto sostenible: utiliza las redes sociales

Imagen vía: Pexels

9. Dirígete a tu público

¿Para quién es tu iniciativa? Si se trata de algo para adolescentes, háblales en su idioma, sabiendo que tu abuela nunca se enterará de qué demonios estás diciendo y tu vídeo lleno de cortes y movimiento le parecerá horrendo.

Si en cambio, quieres dirigirte a un público más adulto o a tu abuela mismo, usa un lenguaje y un vehículo (texto, imagen, vídeo…) adecuado y que sea de consumo de ese grupo de edad. No quieras llegar a chavales en Facebook ni a gente de mediana edad en TikTok. Para hablarle a tu barrio, las asociaciones vecinales son una maravilla, porque ahí se reúnen las personas de la zona más activas, conócelos, habla con ellos y pensad juntos.

Y por supuesto, contacta con los medios locales. Cuando una iniciativa se pone en marcha son muy útiles y suele interesarles dar difusión.

10. Usa las redes

Úsalas, pero hazlo bien. Todo el mundo puede tener Instagram, Twitter o un canal de Youtube, pero asegúrate de que no es contraproducente. Antes de lanzarte, observa, busca otras iniciativas o proyectos sostenibles en esas plataformas y fíjate en cómo lo hacen.

Puedes aplicar también conocimientos que te gusten de marcas o cuentas que sigas. Todo vale para hacer llegar más y mejor el mensaje ecólatra.

como hacer un proyecto sostenible: utiliza las redes sociales

Imagen vía: Unsplash

11. ¡Inspírate!

Conoce otras iniciativas sostenibles, en mayo te presentamos las ganadoras de la Primera Etapa, pero hay muchas más. ¿Está ya la tuya? ¿Te has decidido? Seguro que tienes un montón de ideas para cuidar del medioambiente y hacer de este mundo un lugar mejor. ¡Compártelas!

Pero el mejor consejo y lo que nunca debes olvidar es que te diviertas. Toda esa alegría ecólatra es muy contagiosa y queremos infectar al mundo entero de conciencia ambiental.

iniciativas sostenibles por dónde empezar

Imagen vía: Pexels


Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
To Top